“El duelo ha sido una de las experiencias más dolorosas de mi vida”

Consulta Transpersonal

 

Consulta:

Hola. Es difícil comenzar a escribir sobre algo que me tiene en un momento de inestabilidad emocional en mi vida. Hace más o menos un año comencé una relación con una persona que ya tiene un compromiso contraído: esposa, tres hijas. Estar en esa relación fue en general desgastante, frustrante, con mucha ansía, llena de culpas, autoreproches. Por lo anterior, yo no hacía mucho por darle mucho de mi parte a la situación, pero en varios momentos me ganó el instinto. Después de tener una relación que por decir mucho fue menos que mediocre, terminó. El duelo ha sido una de las experiencias más dolorosas de mi vida, sufrí mucho. Antes y después de eso busqué ayuda tanto para no entrar en la relación, así como para salir y luego para superar la pérdida. Pasado cierto tiempo conocí a alguien nuevo con el que pude dar todo lo que en la relación anterior nunca se me permitió, sobre todo, no estar escondida y tener una relación abierta y aceptada tanto por mi y conocida por los que me rodean. Sin embargo, esta nueva relación comenzó en el entendido de que esta nueva pareja estaba en mi ciudad por tiempo indefinido, pero corto, y eso hizo que aunque llegué a querer mucho a la que en ese momento fue mi pareja, no dejé que los sentimientos se desbordaran. Después de dos meses de que él se fue, entré en un estado de ansiedad y de extrañar mucho. Así que fue fácil para mi, hasta ese momento, volver a acercarme “al casado” para satisfacer esa sensación de “vacío” y de afecto que estaba experimentando. Ahora me reprocho por no haberme mantenido firme cuando ya había dejado hace más o menos 9 meses la relación por finiquitada. Ahora no sé cómo comportarme y sobre todo que hacer para no entrar en una relación que ya de entrada no tiene buenos cimientos, que está basada en el engaño en muchos de sus vertientes, que sé que me traerá más penas que alegrías, sumándole mis autoreproches, mis juicios, el juico de los demás, sobre todo, el de mi familia si se llegarán a enterar. Vengo de una familia que se fracturó porque en la relación de mis papás hubo alguien más y me siento incoherente por estar haciendo lo que en mi infancia y aún hoy he reprochado mucho. Gracias por leerme.

Sofía

 

Estimada Sofía,

Hay veces en la vida en las que atravesamos circuitos de dependencia y necesidad que no nos permiten vivir nuestra soledad de forma fértil para, desde ésta, abrazar lo que la vida nos presente como vínculo afín y sano.

Las carencias emocionales y las necesidades de “beber de aguas” que anteriormente nos intoxicaron, bien sabes que no se curan bebiendo “agua de mar”, porque eso incluso da más sed, sino entrando en un proceso de desarrollo personal y transpersonal que convoque una identidad más amplia y madura desde la que establecer vínculos saludables y conscientes.

Todos sabemos que decir esto resulta fácil, y que lo difícil es atravesar el desierto de la adicción emocional o sexual, y encontrar un camino mayor en el que disfrutar del equilibrio y la gracia en la vida cotidiana.

Te quiero proponer dos medidas:

A) Psicoterapia Transpersonal durante nueve meses, con todo el apoyo, la afectividad y la trascendencia que este proceso conlleva

B) Retiro de meditación Vipassana de 10 días de duración.

Tal vez ambos caminos te abran la puerta al auto descubrimiento y la comprensión que tu sensible naturaleza precisa, para comprender los aspectos sistémicos que subyacen tras la repetición de patrones familiares y la inevitabilidad de algunas situaciones que te ves abocada a vivir.

Recibe un cálido abrazo,

José María Doria

One thought on ““El duelo ha sido una de las experiencias más dolorosas de mi vida”

  1. Hola José María. Siento profundo agradecimiento por tus palabras que dejaron huella en mi Alma que se encuentra en la búsqueda de algo más trascendental. Entiendo varias cosas, otras aun no las comprendo o aún me quedo en una especie de resistencia. El Ego con el que tengo en muchos momentos varios confrontamientos, se que está presente para dejar un gran aprendizaje en mi vida visto desde muchos matices. De verdad siempre he querido lo mejor para los demás, y ahora para mi, por ello es que mi experiencia me llevado del cielo al suelo en muchos momentos, aunque a decir verdad, estuve más tiempo tocando fondo. En estos momentos de ecuanimidad veo lo sucedido sin ningún calificativo, solamente como fue, como ahora es. No pretendo negar alguna carencia pero me he enfrentado en un mismo momento a los claroscuros de mi alma y en su momento a su parte más oscura. Ahora, queriendo hacer más, siendo corresponsable de lo que ha pasado y sintiendo que, como en algún momento, en una tarjeta que me diste me llegó el mensaje de que Confiara pues todo lo que sucede es siempre la mejor opción del Universo, bendigo este momento de conversación tenida contigo y la paz que con esto ha llegado a mi vida. Sé que las pruebas seguirán en este u otros sentidos, pero espero sacar la mejor versión de mi para cuando ello suceda, incluso dando el justo valor a lo que se prefiere evitar porque se piensa que no es bueno para la vida, hablando de mantenerse siempre en zona de confort y soslayando los desafíos que son, echando una mirada hacia atrás los que dejaron las mejores aportaciones a nuestra mente, a nuestro cuerpo, a nuestro espíritu, en general, al Alma. Gracias infinitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *