BLOG (18)

La práctica de la meditación, medicina del siglo XXI

¿Quién iba a decir que una práctica tan aparentemente inocente como la meditación iba a resultar una verdadera “medicina” en los tiempos actuales?

Las cosas han cambiado. Ya no hace falta ponerse a meditar tras “creer” en el señor del turbante, o bien en ese sereno lama que, con un toque exótico, fascina nuestros corazones.

Afortunadamente, decenas de universidades del mundo desarrollado han publicado el resultado de sus investigaciones neurológicas sobre los cerebros de los meditadores, dejando pasmados al mundo: “Que si el lóbulo frontal… que si la ínsula…, que si la amígdala…, que si el “chorro” de emociones positivas…, que si la no-reactividad…, que si los índices de felicidad… Páginas y páginas asépticamente convincentes inundan Google para cualquier curioso que, con un sano escepticismo, busque salir de la desorientación del sentido vital, del estrés del día a día o del ruido que inunda prácticamente cada uno de los rincones de nuestras ciudades y, dicho sea de paso, de nuestros cerebros.

La meditación ha dejado de considerarse una práctica “que aleja de este mundo”; ya no es incompatible con las pragmáticas mentes que luchan en el mercado de cada día. La meditación, tal y como es actualmente comprendida por quienes la investigan, es en realidad una medicina universal y, por tanto, un patrimonio de la humanidad.

Nadie niega ya que la meditación contribuye a desplegar una visión más compasiva del mundo, una visión integradora y esencialista que incluye desde la conciencia de la biosfera, hasta la economía; es decir, una visión que contribuye al cambio del mundo.

¿Quién iba a decir que la Cultura del Silencio tendría la llave de la apertura del corazón? Por otra parte, ¿quién iba a suponer que una “gimnasia” tan inocente e inofensiva, al tiempo que barata, iba a suponer una insospechada fuente energía? ¿A qué se debe que colectivos tales como los brokers de Wall Street, los equipos gestores de las grandes multinacionales o deportistas de élite que baten récords, empleen la meditación como práctica cotidiana?

Se puede decir que meditar hoy día no es una cuestión de orientación ideológica. La popularización de la meditación es, en realidad, una muestra del anhelo de vivirnos en un mayor estado de paz, al tiempo que el reflejo del compromiso con el desarrollo y la expansión de la autoconsciencia.

Si quieres integrar la Meditación en tu vida y capacitarte para iniciar a otros, te puede interesar:

BANNERS BLOG (4)

2 thoughts on “La práctica de la meditación, medicina del siglo XXI

    1. ¡Hola Teresa!

      Efectivamente, además de la modalidad presencial, la formación de Instructor de Meditación puede realizarse en modalidad online,

      Aquí te dejo un enlace con toda la información: http://www.escuelatranspersonal.com/areas-de-la-escuela/instructor-meditacion-transpersonal-online

      Cualquier duda o comentario que tengas, puedes escribirnos a: escuela@escuelatranspersonal.com , o llamarnos al: 650 354 029

      Gran abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *